Cases and Evidence
The Case Studies Case Stories Map

Estimulando el trabajo en red para optimizar la cooperación internacional

Organization(s)

Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI)

Country (ies) and institutions Argentina

Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI); Finlandia: Embajada de Finlandia en la Argentina; Australia: Agencia de Cooperación, AusAid; Ecuador, Venezuela, Bolivia, Perú, Paraguay: diversas organizaciones de la sociedad civil y agentes de cooperación que trabajan en el país.

Diagram to describe how institutions were related to each other. (If available)

http://www.southsouthcases.info//ttssc/web/uploads/diagrams/f3ae175f028335d500e693c81d2fc53509ec8eaa.zip

Overview

El objetivo del proyecto es replicar el modelo de la Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI) en otros países de América del Sur, y una vez estos constituidos, crear una red de redes a nivel América Latina, que aglutine las voces de los capítulos nacionales en una instancia superior. La experiencia permitirá dejar capacidad instalada en las OSC para promover la coordinación y colaboración entre éstas y los agentes de la cooperación internacional.

Background and set-up

El objetivo general del proyecto es crear una voz latinoamericana articulada en materia de cooperación internacional que permita el desarrollo y lograr incidir en políticas de ayuda internacional. Los objetivos particulares son por un lado, promover la coordinación y colaboración entre los agentes de la cooperación internacional y las OSC que trabajan en Argentina, Colombia, Bolivia, Perú, Ecuador, Venezuela y Paraguay para contribuir con el fortalecimiento y sustentabilidad de las mismas y que de esta forma el sector civil sea sólido e independiente para contribuir con los procesos de democratización de cada país. Por otro lado, optimizar los recursos que se invierten en la sociedad civil de los mencionados países, a través de la sensibilización de todos los actores involucrados en el proceso de inversión social para incidir en las políticas de cooperación internacional para el desarrollo. A partir de la elaboración de un diagnóstico – que surgió como consecuencia de una investigación de la RACI y comunicaciones con donantes y OSCs de la región sobre la viabilidad de iniciar una estrategia de regionalización en América del Sur, la RACI consideró pertinente comenzar por la creación de un área o departamento de socios internacionales dentro de la RACI, compuesta por OSCs de Paraguay. Esta primera fase permitirá realizar un análisis sobre la factibilidad de establecer un grupo promotor de organizaciones en dicho país para replicar el modelo. En este sentido la experiencia en Paraguay es el case study o el primer eslabón de una larga cadena en donde se irán incorporando progresivamente a otros países dentro de la Red. Se decidió comenzar el proceso de regionalización en Paraguay porque por un lado, es un país en donde las barreras físicas, geográficas y culturales no son extremas con respecto a la Argentina, y a su vez, la RACI podrá aprender de esta experiencia y capitalizarla para replicarla en el resto de los países de la región. Además de las demandas de parte de ONG paraguayas, las condiciones políticas, económicas y de la sociedad civil, requieren del accionar de la Red. A partir de un estudio exhaustivo sobre la situación social, política y económica de Paraguay se puede ver el débil desarrollo institucional del Estado que obedece a la escasa vigencia del Estado de Derecho; a la ineficiencia y falta de transparencia del sector público; y a la alta discrecionalidad del ejercicio del poder. Esta situación contribuye a una baja gobernabilidad y vulnerabilidad de la democracia, y lento desarrollo social. En este sentido, el espíritu de la RACI cree fehacientemente que en los países en vías de desarrollo que presentan democracias no consolidadas, el rol de la sociedad civil es clave. Y por este motivo, es imprescindible fortalecer sus capacidades para contribuir al proceso de fortalecimiento de la democracia. De acuerdo a datos oficiales de la OCDE, hay muchos recursos financieros que se están invirtiendo en Paraguay –con una tendencia al incremento de los mismos- que desde la RACI se podría contribuir a optimizar y a aportar transparencia al proceso de cooperación internacional.

The partnership

Desde la Red Argentina para la Cooperación Internacional se han coordinado diferentes actividades, con el propósito de transferir capacidades a las OSC de la región. En una primera instancia se realizó un mapeo de las OSC. Se detectaron y se establecieron comunicaciones con las organizaciones de la sociedad civil activas y más relevantes actuando en la región, teniendo en cuenta la diversidad de temas, de origen, de niveles de institucionalización interna y tamaño. En 2011 se prevé realizar la selección definitiva de las organizaciones que serán parte del área de socios internacionales utilizando una serie de criterios ya establecidos. Se elaboró también un mapa de actores compuesto por todos los agentes que realizan acciones de cooperación al desarrollo en la región. Se intercambió información vía correo electrónico con más de 100 organizaciones de la región. Se difundió una presentación sobre la estrategia de regionalización y una encuesta para obtener información sobre la situación de la sociedad civil y las temáticas que reciben más apoyo de parte de la Cooperación Internacional, la relación de la sociedad civil con el gobierno y con los donantes internacionales, y la relación de éstos con el gobierno. Asimismo, se llevaron a cabo más de 30 (treinta) comunicaciones telefónicas con una multiplicidad de OSC de la región, e incluso conferencias con varias organizaciones en simultáneo. A través de este medio, se explicó el modelo de la RACI, la estrategia para replicarlo en América Latina, y se intercambió información sobre cada una de las OSC. A su vez, se realizaron diferentes talleres para OSC de Perú, Bolivia y Paraguay, donde no solo se explicó el modelo de la RACI, la estrategia de regionalización, sino que también se realizó una presentación introductoria sobre cooperación al desarrollo, brindando herramientas para facilitar el acceso de las organizaciones a la cooperación internacional. La RACI tiene previsto realizar en el transcurso del presente año varios talleres a nivel regional. En abril de 2011 la RACI desarrolló, junto con la Queensland University of Technology, y con el apoyo de AusAid, un programa para fortalecer el liderazgo y mejorar la capacidad de las OSC de América del Sur, que se llevó a cabo en diferentes ciudades de Australia. Entre otras cosas, durante el presente año se prevé realizar y difundir una publicación en versión impresa y digital, sobre la Sistematización del modelo de la RACI para su réplica; se creará un área de socios internacionales dentro de la RACI, con el objetivo de formalizar el intercambio de información entre las OSC en cada país, así como entre los nodos de OSC de distintos países, a través de la transferencia de capacidades y herramientas; se formalizarán las acciones de seguimiento a través de un desk virtual situado en la Argentina para dar soporte a las organizaciones –especialmente de Paraguay-, manteniéndolas informadas de las acciones de la RACI en la región y buscando fomentar el contacto entre ellos; se realizarán entrevistas y encuestas a todos los actores involucrados; se difundirán las publicaciones y herramientas de la RACI; se elaborará un estudio de factibilidad de creación de un Grupo promotor de organizaciones de la sociedad civil en Paraguay; se formalizará el vínculo de la RACI con un grupo de Agentes de la Cooperación Internacional que invierten en la Región creando un Consejo Asesor del Proyecto, con quienes se llevaran a cabo reuniones e intercambio de información sobre las estrategias de cooperación.

Lessons learned

En un primer momento, la estrategia de regionalización consistía en la creación de un grupo promotor de OSC en cada país de la región, que comenzaran a avanzar de manera informal en la conformación de una red. Sin embargo, luego de los diferentes contactos e intercambios de información con las organizaciones de cada uno de los países, se decidió proceder con mayor cautela. A pesar de que se observar problemas similares dentro de la región, cada país tiene sus particularidades, y el vinculo entre las OSC, y entre éstas y los agentes de cooperación internacional y el gobierno es muy diferente en caso. De este modo, a partir de la elaboración de este primer diagnóstico sobre la viabilidad de iniciar una estrategia de regionalización en América del Sur, se consideró pertinente comenzar por la creación de un área o departamento de socios internacionales dentro de la RACI, compuesto por OSCs de diferentes países. Esta primera fase permitirá realizar un análisis sobre la factibilidad de establecer grupos promotores de organizaciones en cada país para replicar el modelo, respetando los tiempos de gestación de cada caso/país y elaborando un análisis e investigación exhaustiva de la realidad local de cada país, y planificando una estrategia de transferencia del know-how para cada caso, adaptada a la idiosincrasia local. En esta dirección, se pueden mencionar los siguientes lecciones aprendidas: respetar los tiempos de maduración del espacio, no forzar instancias para las que aún no está preparado: permitirse no decidir lo que no está maduro para ser decidido; resguardar los espacios en los que se comparte información: para fortalecer los vínculos de confianza mutua y promover y facilitar el trabajo en conjunto. Compartir información sensible de las organizaciones, apertura de las agendas y sinceramiento profundo; priorizar la inclusión, pues es un marco para construir confianza. Quizás significa dilatar procesos pero finalmente consolida la red; formalizar espacios, ya que la formalización y la clarificación de las reglas de juego resultan muy útiles y reducen los conflictos; no tenerle temor al conflicto. Generar reglas claras como una manera de prever situaciones conflictivas y resolver las mismas de la forma más justa y consensuada. Normas y resoluciones ad hoc que eviten problemas para el futuro. Sentar precedente por escrito. El principal desafío en términos más generales es dar una mayor visibilidad de América Latina, como una región que no concretiza su potencial, y se aleja de las oportunidades emergentes, generando las condiciones para que los donantes que no operan en la región comiencen a invertir, a través de la generación de información y considerando a la RACI –en un primer momento y luego a la RALCI- como un interlocutor válido que garantice las nuevas inversiones en la región. Complementarity with North-South cooperation El proceso de regionalización iniciado por la RACI es intrínsecamente complementario a la cooperación Norte-Sur. Aun más, se fundamenta en el apoyo de agentes de cooperación provenientes de países en desarrollo. El proyecto se puede clasificar como cooperación triangular, en el sentido de que la Red ha recibido el apoyo financiero e institucional de diversos agentes de la cooperación al desarrollo que trabajan en la región. La Fundación AVINA se encuentra apoyando el proyecto de regionalización en América Latina. La RACI ha utilizado su alianza estratégica con la Fundación AVINA, como así también toda su red de contactos y expertise en la creación de redes internacionales. AVINA ha confirmado su compromiso de colaborar con la RACI en este proceso de fortalecer a la sociedad civil de la región, como así también, facilitar la articulación de acciones con los donantes. La Embajada de Finlandia en la Argentina, a través del Fondo Finlandés de Cooperación Local, ha apoyado específicamente el proyecto para replicar el modelo de la RACI en Paraguay. Asimismo, la RACI ha obtenido el apoyo de la Agencia de Cooperación del gobierno de Australia – AusAid, para llevar a cabo un programa de capacitación para líderes de la sociedad civil en América Latina. Finalmente, también se cuenta con el apoyo de integrantes del Consejo Asesor para dar este paso y con una red de agentes de cooperación que trabajan en la región.

How to share

El objetivo de la RACI es fortalecer el acceso a la Cooperación Internacional a través de la articulación interinstitucional para contribuir a la transformación social de la Argentina. A partir del inicio del proceso para replicar el modelo de la RACI en otros países de la región, este objetivo también enmarca la estimulación de vínculos y la generación de información entre la Cooperación Internacional y la Sociedad Civil a nivel regional; sensibilizar a los actores para incidir en las políticas de cooperación internacional en América Latina; el desarrollo y optimización de las capacidades y recursos de las OSC a través del fortalecimiento y la articulación interinstitucional, para capitalizar las oportunidades de cooperación internacional y; la constitución de una fuente sólida y fidedigna de información. Por todo esto, la RACI se encuentra muy interesada en la generación y profundización de vínculos con organizaciones de la sociedad civil, agentes de cooperación internacional, organismos gubernamentales, y universidades que trabajen en la región, pues se trata de actores clave para optimizar el trabajo en red.

Duration

(YY-mm-dd) 2010-10-01-- (YY-mm-dd)

Budget

File

http://www.southsouthcases.info//ttssc/web/uploads/files/6ad3ab1daf563b83a7b472b87256ba27e06d504e.pdf

Image

http://www.southsouthcases.info//ttssc/web/uploads/images/ab6575db6cfe4839a897c7d2d255b157aaeb7a31.jpg

Name of Primary Contact Person/s

Florencia Alvarez

Title of Primary Contact Person/s

Asistente de la Coordinación Ejecutiva

City and country

Buenos Aires, Argentina

Contact Email/s

falvarez@raci.org.ar

Telephone/s

0054 4342 7073

Key players

Guillermo Correa, Coordinador Ejecutivo de la Red Argentina para la Cooperación Internacional (RACI), gcorrea@raci.org.ar Florencia Álvarez, Asistente, Red Argentina para la Cooperación internacional (RACI), falvarez@raci.org.ar