Cases and Evidence
The Case Studies Case Stories Map

Colombia – Estrategia Cariben

Organization(s):

Organización líder en el programa de cooperación: Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, Otras organizaciones vinculadas: Entidades Estatales de Asistencia y Capacitación Técnica de los 25 países de la Cuenca del Caribe, Instituciones ejecutoras de la política de seguridad alimentaria en 17 países de la Cuenca del Caribe, Oficinas encargadas de la atención y prevención de desastres en 16 países de la Cuenca del CaribeUniversidades de 15 países caribeños, Ministerios de Relaciones Exteriores de los 25 países, Heart Trust NTA, Asociación de Estados del Caribe, Organización de Estados Americanos, Ministerio de Educación de Colombia (MRE), Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia (SENA), Instituto Colombiano de Crédito y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX), Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Universidad Nacional de Colombia, Red de Seguridad Alimentaria, Agencia Presidencial para la Acción Social y la Cooperación Internacional (Acción Social), Pan American Development Foundation (PADF)

Country (ies):

Antigua and Barbuda, Bahamas, Barbados, Belice, Costa Rica, Cuba, Dominica, República Dominicana, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Saint Kitts and Nevis, Saint Lucia, Saint Vincent and the Grenadines, Surinam, Trinidad and Tobago and Venezuela

Overview:

La Estrategia de Cooperación para la Cuenca del Caribe surge como respuesta a las necesidades identificadas por los países de la región, en términos de intercambio de conocimiento, para afianzar el desarrollo económico regional. La estrategia se centra en el fortalecimiento institucional de cinco áreas prioritarias: educación técnica y entrenamiento vocacional, prevención y atención de desastres, seguridad alimentaria y nutrición, bilingüismo y movilidad académica. Esta iniciativa tiene un enfoque participativo, en donde los intereses y expectativas de los países participantes son fundamentales en cada fase del proyecto.

Background:

La Estrategia atiende desafíos que enfrentan los países del Caribe en áreas de desarrollo priorizadas por las autoridades de cooperación de la región, y que hacen parte del Plan Estratégico de Cooperación Solidaria para el Desarrollo Integral de los Estados Miembros de la OEA. Siguiendo los lineamientos de dicho Plan, y en respuesta a las inquietudes expresadas por los países de la región en diversas reuniones bilaterales entre Presidentes y Cancilleres, surge la Estrategia Caribe. El objetivo es promover el desarrollo social y económico de la región a través del fortalecimiento de capacidades, intercambio de experiencias y construcción de redes de trabajo. Tal como fue presentada por el Vicepresidente de Colombia, Francisco Santos en la XIV Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), la estrategia "busca poner a disposición de los países de la región, lo mejor de nuestras instituciones [instituciones colombianas], sus modelos de gestión, así como las mejores prácticas y lecciones aprendidas ".

Esta iniciativa también responde al interés del gobierno Colombiano de asumir un rol más activo en la AEC. Colombia busca profundizar su identidad como país de la Cuenca del Caribe que comparte los retos sociales y características culturales de la región. Además, la estrategia constituye un primer paso para explorar nuevas oportunidades de integración comercial y profundizar las relaciones económicas ya existentes entre los países de la Cuenca del Caribe. Durante los últimos tres años, Colombia ha realizado un gran esfuerzo por ampliar sus las relaciones bilaterales de cooperación en la Cuenca Caribe. Tras contar con 5 acuerdos de cooperación bilateral en 2006, hoy en día se cuentan con nueve programas de cooperación en la región.

Colombia ha establecido criterios orientadores de la Cooperación Sur – Sur, basados en un enfoque de demanda. Los resultados esperados de la Estrategia Caribe se encuentran directamente relacionados con este enfoque:

1. Conocer a través de ejercicios de consulta las necesidades y demandas de cooperación de las entidades de la región.

2. Articular las demandas de las entidades del Caribe con las fortalezas de las entidades colombianas y generar un intercambio de información y transferencia de capacidades.

3. Replicar el conocimiento y capacidades adquiridas durante las primeras fases del programa, a una población más amplia, a través de herramientas virtuales.

Teniendo en cuenta las áreas priorizadas en el Plan Estratégico de Cooperación Solidaria, el Ministerio de Relaciones Exteriores y Acción Social realizaron cuatro talleres interinstitucionales para identificar las entidades colombianas, que por su experiencia y buenas prácticas, podrían ofrecer un intercambio de conocimiento relevante a los países de la Cuenca del Caribe. Acción Social moderó los talleres, siguiendo la metodología del árbol de problemas y teniendo como criterio de selección aquellas entidades colombianas que ya habían trabajado con los países del Caribe, mostrando resultados exitosos en materia de cooperación. Así se definieron las áreas específicas de cooperación en las que Colombia cuenta con mejores capacidades y son las áreas en las que se enfoca actualmente la estrategia. A través de estos talleres, las entidades colombianas también conocieron las ventajas de participar en la cooperación, tales como la creación de redes de trabajo y el intercambio de conocimiento. La etapa de planeación requirió identificar las estructuras de cooperación en los países caribeños y conformar alianzas estratégicas con entidades técnicas que operan en cada país en las áreas priorizadas. En 2008 se concretaron alianzas con Heart Trust, entidad encargada de la educación para el trabajo en Jamaica, que apoyó la identificación de los actores relevantes y la agenda de los ejercicios de consulta en los temas de educación para el trabajo. La AEC apoyó la convocatoria de las entidades encargadas de la prevención y atención de desastres en la región. La correcta identificación de las entidades relevante en cada área fue crucial para asegurar el interés y la participación de las mismas en el proceso.

Implementation:

La implementación de la Estrategia se desarrolla en tres fases:

i. Intercambio de información entre países para determinar sus necesidades prioritarias y sus fortalezas en términos de capacidades institucionales,

ii. Transferencia de capacidades, y

iii. Replicabilidad del programa a poblaciones más amplias.

En la fase de intercambio de información fue necesaria la activa participación de todos los países de la Cuenca del Caribe. Sus perspectivas sobre las necesidades concretas en las áreas de cooperación previamente definidas moldearon el diseño y la implementación de la estrategia Caribe. Adicionalmente, a medida que fue llevándose a cabo la implementación, la continua retroalimentación de los participantes de cada país, sirvió para replantear el énfasis y metodología de las diversas actividades.

El Ministerio de Relaciones Exteriores (MRE) coordina la dirección, diseño, implementación y difusión de la Estrategia, gestiona los recursos necesarios y promueve la adecuada participación de las entidades colombianas en los ejercicios de consulta y la transferencia de capacidades. Además, el MRE dispone de las representaciones diplomáticas de Colombia en el exterior y en los organismos regionales, para apoyar las convocatorias y difusión de la información.

Acción Social apoya la labor del MRE mediante la coordinación de la cooperación técnica de las entidades colombianas, responsables de desarrollar los contenidos y brindar el apoyo de su equipo técnico en cada actividad de cooperación, son: Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), Universidad Nacional de Colombia, Instituto Colombiano de Crédito y Estudios Técnicos en el Exterior (ICETEX), Ministerio de Educación de Colombia e Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

Para la coordinación de los aspectos técnicos y administrativos de la Estrategia, el MRE buscó a FUPAD como socio estratégico del MRE, por su presencia regional y capacidad técnica para generar procesos de consulta y formulación de proyectos de enfoque regional. FUPAD y el MRE ya contaban con una experiencia de trabajo conjunto. En 2007 las dos instituciones realizaron un programa de cooperación de cooperación en la región fronteriza de Colombia con el Ecuador con excelentes resultados. Este proceso permitió conocer de primera mano las capacidades de FUPAD en la formulación de implementación proyectos y permitió facilitar las negociaciones para que FUPAD fuera el principal socio de la Estrategia. La fase de intercambio de información inició en el primer semestre de 2009. En esta fase, la experiencia de FUPAD fue fundamental en el diseño metodológico para la identificación de las demandas de cooperación y articulación de las fortalezas de las entidades colombianas con las necesidades de los países del Caribe. De otra parte, Heart Trust NTA (Jamaica), AEC (Mecanismo Regional) y la OEA (Mecanismo Regional) fueron socios que ayudaron a la identificación de los técnicos, profesionales, profesores y estudiantes que participaron en las actividades de la Estrategia. Así mismo, apoyaron en la difusión de las convocatorias en especial donde Colombia no contaba con representación diplomática. Entre las actividades llevadas a cabo durante esta etapa se encuentran:

Inicialmente se realizaron encuestas a directores de las entidades responsables de la ejecución de programas de seguridad alimentaria y prevención de desastres con el fin de determinar sus principales requerimientos de capacitación.

Se llevaron a cabo talleres en las áreas educación para el trabajo, seguridad alimentaria, movilidad académica y atención y prevención de desastres. A estos talleres asistieron representantes de las entidades competentes en estas áreas para la mayoría de los países de la región. Las actividades de la fase de transferencia de capacidades fueron diseñadas a partir de la información obtenida en la primera fase e incluyeron:

a. Seminarios y visitas a campo con el fin de dar a conocer en detalle las metodologías y prácticas aplicadas en cada área de acción.

b. Talleres de asistencia técnica realizados en Colombia, con la asistencia de técnicos de los países del Caribe en las áreas de la Estrategia.

c. Becas a ocho profesionales en áreas de desarrollo socio-económico para llevar a cabo estudios de maestría en Colombia.

d. Cursos virtuales para la enseñanza del español y formación para el trabajo.

e. Informes para cada una de las áreas de trabajo donde se describen las prioridades identificadas y las acciones que se realizaran a futuro. Así mismo, hay informes redactados con los insumos de la retroalimentación de cada uno de los participantes y discusiones de evaluación de los cursos y capacitaciones

A lo largo del proceso de identificación de necesidades y capacidades de los países involucrados se fue afinando la metodología de acuerdo a las particularidades de los temas tratados y los perfiles de los participantes. Una de las preocupaciones manifestadas al inicio de la estrategia fue la barrera idiomática. En respuesta a ello, se desarrolló un área de trabajo de bilingüismo con el objetivo de fortalecer las capacidades de los profesores que enseñan inglés y español como segunda lengua. Así mismo, se ofrecieron 465 cupos virtuales para el aprendizaje de inglés. De otra parte, en el primer taller de identificación de necesidades no se logró articular con claridad la demanda con la oferta. Fue durante la segunda sesión, con la retroalimentación de los participantes en los talleres, que se logró afinar la metodología.

Outcomes:

Uno de los resultados no esperados de las actividades de cooperación tuvo lugar en los talleres de seguridad alimentaria. A través de encuestas se identificó que las prioridades de la región son: generación de alimentos para el autoconsumo radicada en asentamientos subnormales de los centros urbanos, creación de tablas de composición nutricional y el diseño y ejecución de una política en seguridad alimentaria. Esta información sirvió de base para el desarrollo de un taller para capacitar a 18 técnicos del Caribe en dichos temas. El intercambio de ideas e intereses, motivó los técnicos a formular unas recomendaciones a la Comisión Interamericana de Desarrollo Social CIDES/OEA tendientes a fortalecer la política de seguridad alimentaria regional. Por ejemplo, las recomendaciones aluden a temas como la necesidad de fortalecer la coordinación entre la política de seguridad alimentaria y la de generación de ingresos.

En las visitas a campo efectuadas en Colombia como parte de los talleres de seguridad almentaria, los visitantes conocieron las comunidades y su liderazgo en el desarrollo de proyectos productivos. Ente los resultados no previstos se encuentran las recomendaciones en técnicas agronómicas aportadas por los participantes provenientes de países con condiciones edafo-climáticas similares a las de la región visitada. En los talleres de atención y prevención de desastres se encontró que los países del Caribe Anglófono cuentan con la institucionalidad necesaria para coordinar sus acciones de atención y prevención de desastres (CEDEMA) Caribbean Disaster Emergency Mangement Agency, así como con un protocolo regional de ayuda mutua para respuesta inmediata ante emergencias que surjan en alguno de los países miembros. Esta institución, poco conocida entre el resto de países participantes generó gran interés, muchos manifestaron su voluntad de vincularse como miembros activos. Actualmente, Colombia adelanta gestiones para vinculares como país observador del CEDEMA.

También se destacan los logros obtenidos en el área de educación para el trabajo. Se realizaron dos talleres, uno para angloparlantes y otro para hispanoparlantes, logrando una amplia participación, atendieron 30 directores de las entidades dedicadas a la formación para el trabajo, representando a los 25 países de la Cuenca del Caribe. El resultado fue la identificación de las siguientes necesidades: ampliación del uso de tecnologías de la información y la comunicación (TICS) en la formación profesional, creación de modelos y currículos de aprendizaje por competencias y desarrollo de programas de emprendimiento.

Con esta información se desarrolló un taller en el Parque Tecnológico del SENA donde se capacitó a coordinadores de programas de las 30 entidades que participaron en el primer ejercicio. El SENA capacitó a los asistentes en las buenas prácticas adquiridas con la experiencia acumulada por la entidad a través de los años, en cada uno de las necesidades identificadas. Estas capacitaciones fueron adaptadas para usar TICS en el proceso de aprendizaje, y el currículo del curso se ajustó para que fuera evaluado por competencias.

De otra parte, las visitas revelaron el limitado conocimiento que tienen los funcionarios de las islas de Caribe sobre Colombia y viceversa. Tras estas visitas, el Canciller hizo una gira por el Caribe anglófono y percibió un mayor interés y mejor comprensión sobre los temas referentes a Colombia. Además los funcionarios Colombianos encontraron proyectos que constituyen un ejemplo para las estrategias de generación de ingreso en Colombia. Concretamente, el Director del SENA, Ivan Daría Montoya, manifestó especial interés en las estrategias de educación para el trabajo adelantadas en Montserrat, en particular por el uso de lava volcánica para la elaboración de artesanías.

Estos resultados no son suficientes para garantizar su sostenibilidad. Es necesario que se garantice la instalación de capacidades no solo a nivel individual sino institucional. En este sentido, se iniciará una segunda fase de la Estrategia Caribe, la cual busca generar una verdadera apropiación del conocimiento en cada una de las instituciones y se logre la replicabilidad de los conocimientos entre las instituciones y la sociedad. Para ello es fundamental trabajar en el fortalecimiento de las redes de trabajo entre países que compartan los mismos retos de desarrollo, de manera que se genere un proceso de continuo intercambio de conocimiento y experiencias que trascienda las acciones específicas de cooperación que contempla la Estrategia.

Aid Effectiveness:

Gracias al apoyo de los socios regionales, se logró trabajar con quienes diseñan las políticas en las áreas de educación para el trabajo y seguridad alimentaria, garantizando que las decisiones y recomendaciones que se adoptaron tuvieran incidencia real en cada país. Los procesos consultivos permitieron trabajar en las necesidades de cada una de las instituciones. Esto aseguró la credibilidad y acogida del proceso por parte de las instituciones, y creó las condiciones para que en el futuro la instalación de capacidades se desarrolle de manera institucional y no sólo individual, logrando alinear la cooperación con las prioridades de cada institución.

Los ejercicios de consulta realizadas en cada una de las áreas de trabajo rindieron los resultados esperados. Sin embargo, aún no se cuenta con un sistema idóneo que permita revisar adecuadamente los impactos en los países receptores de la cooperación. Se cuenta con unas redes de trabajo, por medio de las cuales se continúa el intercambio de experiencias, pero no se conoce aún el impacto de los cursos y capacitaciones. Para la segunda fase se están diseñando indicadores que permitirán realizar evaluaciones de resultados.

También se destaca que al finalizar cada uno de los ejercicios se realiza una evaluación conjunta y se desarrollaban recomendaciones a futuro. De esta manera, los receptores de la cooperación identificaban las ventajas comparativas de Colombia y delegaban actividades y tareas. Como ejemplo, y para la segunda fase, se va a realizar una selección más rigurosa de los profesores que son seleccionados para los cursos en Colombia a través de pruebas virtuales. Los mismo profesores de los cursos manifestaron que debido a que no todos estaban al mismo nivel se dificultad el desarrollo de talleres en grupo.

Por último, se destaca la coordinación que se ha tenido con los mecanismos regionales de cooperación. Esta estrategia se ha presentado al más alto nivel en el Banco Centro de Integración Económica – BCIE, OEA, AEC, agencias de las Naciones Unidas y el BID, con el fin de reforzar las capacidades con apoyo coordinado evitando la duplicidad de esfuerzos garantizando la articulación con otras propuestas de cooperación en la región.

Capacity Development:

A nivel individual se mejoraron las capacidades de técnicos y profesores para desarrollar dentro de sus realidades institucionales adecuaciones a los procesos de enseñanza y diseño e implementación de proyectos. Además de las capacitaciones y cursos, se desarrollaron herramientas virtuales que permiten replicar el conocimiento a nivel local.

Durante la segunda fase se van a desarrollar actividades en las instituciones de los países con el fin de dejar la capacidad instalada no sólo entre los participantes del proceso, sino también en términos institucionales. Por ejemplo, se van a construir montajes de aprendizaje piloto en cuatro países de la región y FUPAD va a donar los equipos técnicos que se necesitan para armar el montaje. Durante este montaje participaran activamente técnicos de la región para aprender todo el proceso de cómo montar un ambiente de aprendizaje para que puedan montarlo en sus respectivos países. En una tercera etapa de la Estrategia se ampliará la construcción de ambientes pilotos en la región.

En el tema de los profesores se capacitaron no solo en metodologías de enseñanza sino en el uso de plataformas virtuales. De esta manera, se espera mejorar las herramientas de los servicios de enseñanza pública en la región. Para la segunda fase se tiene previsto ofrecer 14.000 cupos virtuales que capacitaran a individuos pero mejorará la calidad de los servicios que ofrecen las entidades de enseñanza en la región. Actualmente se está trabajando conjuntamente con los países de la región a través de las redes de trabajo resultantes de cada uno de los talleres celebrados en 2009. Por ejemplo, el área de atención y prevención de desastres trabaja actualmente en intercambio de información en los mecanismos regionales de asistencia mutua, De otra parte, en el área de Educación Técnica para el Trabajo se han realizado memorandos de entendimiento entre Jamaica, Montserrat y Barbados para realizar cooperación en temas de movilidad de profesores.

Duration:

Primera Fase: Enero 2009 – Diciembre 2009Segunda Fase: Enero 2010 – Diciembre 2010

Budget (Optional):

Primera Fase:Aporte Ministerio de Relaciones Exteriores: USD 458.500Aporte instituciones socias nacionales: USD 260.000Segunda Fase:Aporte Ministerio de Relaciones Exteriores: USD 500.000Aporte instituciones socias nacionales: USD 600.000Aporte mecanismos regionales: FUPAD USD 500.000OEA USD $ 100.000

Name of Primary Contact Person:

Enrique Maruri Londoño

Title of Primary Contact Person:

Dir. Cooperación Internacional, Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia

City:

Bogotá